Significado de los sueño

Estándar

TEORÍA DE LOS SUEÑOS trabajo final

Acontecía un día normal en mi vida, mi trabajo, el cual soporto menos, transcurría con calma y mi compañero no hacia más que darme motivos para huir de ahí, parecia que todos mis esfuerzos eran en vano, trataba de limpiar la basura de la ciudad, la que dejan en la calle y que venía a mí para ser destruida, pero cada vez había más suciedad, cosa que debería agradecer ya que posibilitaba mi labor, pero que finalmente no lo hacía. Durante esos días soñé muchas cosas, eventos que se me hace extraños por el simple hecho de que generalmente no recuerdo lo que sueño, pero en esos días todo era diferente.

El significado que se le ha dado en algunas culturas y la teoria que se ha desarrollado sobre este evento particular en el que se combinan las actividades psíquicas con las físicas y las intelectuales.

“si tomamos los sueños de una cultura particular tendríamos el verdadero significado de su espíritu”.
Hegel

Darle un lugar fundamental a los sueños, desde la salud psíquica, significa comprender,además que la actividad cerebral es más elevada al momento de dormir ¿por qué? Simplemente porque en el sueño se accede al mundo interior vulnerable a toda realidad, que ha venido recolectando de la relación con el mundo todo aquello que parece significar algo más que un hecho pasajero. Soñar hace imposible el estado de tranquilidad absoluto, al que nosotros destinamos el acto de dormir. Descansamos físicamente, pero de nuestra mente salen algunas representaciones que nos hacen participes de nuestro intereses mas profundos. Los sueños son a veces la representación de todos los eventos a los que no les prestamos importancia pero que finalmente demuestra el nivel de evolución en cuanto a la abstracción de la realidad, ya que la verdad en los sueños se nos presenta de una manera tan intrincada que soñar es un acto mucho más complejo que pensar y que realizamos naturalmente todos los seres con la posibilidad de ver y relacionar el significado de todo lo visible. Soñar es natural en el cerebro humano, algunos atribuyen esta función a la resolución de problemas, otros a un simple estado de placer en el que las imágenes eróticas y la diversión son recurrentes. La verdad es que soñar es un enigma y los factores físicos, los sociales y los psíquicos hacen parte fundamental de ellos, así muchas veces lo que soñamos esta profundamente relacionado con todo cuanto conocemos. Los sueños son tomados como la representación virtual de los peligros a los que eventualmente nos enfentamos y se enfrentaron civilizaciones anteriores a la nuestra, en donde se soñaban situaciones en las que se ponía en riesgo la vida, como lo son el enfrenamiento a distintos tipos de bestias, el enfrentamiento con un bando enemigo o el sostenimiento de un gran imperio. Pero actualmente ¿Cuál es el rol de los sueños? Y ¿Por qué los sueños se presentan nosotros como representaciones y no como hechos comunes? Es importante recalcar que el algunas etapas de sueño la actividad cerebral es más elevada que cuando estamos despiertos y que se deba tal vez a una manera natural, desarrollada en el progreso de la evolución, de prever los peligros a los que se expone un ser que  trata de recuperar sus fuerzas mientras duerme, vulnerable a la hostil naturaleza que podía arrebatarle la vida en cualquier momento. No hago simple referencia al hecho de que la actividad onírica es una manifestación de un posible trastorno, por el contrario. las representaciones cerebrales son signo de un buen desarrollo psiqico.

Teniendo en cuanta que en épocas anteriores los peligros eran recurrentes y que la protección que brindaba las cuevas o chosas era casi nula, podemos decir que soñar tal vez fue un medio de adaptación y supervivencia desarrollado por nuestro cerebro, mientras desarrollaba también sus demás funciones psíquicas. Un estudio realizado por Alicia García permite la relación de la función de los sueños ya que en paralelo se manifiestan dos eventuales fines del acto onírico que son: Representación de peligros posibles Realización de deseos En estas dos funciones del sueño radica su verdadera importancia, pero lo que interesa aquí es el lugar y la finalidad de los sueños por parte de quien los quiere interpretar. Hay una gran cantidad de representaciones de esos malestares inconscientes o conscientes que pueden delimitar la finalidad de soñar, hay sueños comunes para todos y hay otros que no lo son tanto, que requieren de un verdadero análisis. Hay otro estudio sobre la psicología y la función de los sueños, sobre todo en etapa REM (MOR) en donde se presenta movimientos oculares rápidos y actividad cerebral elevada, de lo están seguros los investigadores es que si un sujeto es despertado en esta etapa tiende a tener mayor claridad sobre los sueños, además de tener un estado de alerta elevado, el momento de sueño además de esta tiene otras etapas en las que los eventos y el organismo vivo tiene una particular manera de llevar a cabo este proceso, la estapa REM es la segunda pero antes y después de esta hay otras que le permiten al ser introducirse en el mundo de los sueños sin involucrar movimientos físicos que pueda incomodar este proceso en donde además se lleva a cabo un importante suceso de descanso. barco final

Primer sueño: había un barco que resaltaba sobre todo lo demás, que nadaba sobre una corriente que parecía cada vez más implacable y turbia, nada hacia el costado izquierdo en contra de la marea, como si quisiese volver de donde había partido, con demasiado esfuerzo se sostenía sobre esas tumultuosas olas que parecían consumir toda su vida y que finalmente no haría sino quebrar su cascara.

El principal valor de los sueños es entonces darle un sentido representativo a la cadena de significados que armamos naturalmente a través de las metáforas, y el fundamento de las metáforas está en el significado estructural del lenguaje, constituido a su ves por palabras, que a su vez son representaciones en sí mismas de un evento o significado relativo, concediéndoles el valor de metáforas, con ello decimos también que “las palabras son metáforas” eso quiere decir que el lenguaje y las palabras son representaciones de los hechos contenidos en el tiempo, a través del lenguaje se ha construido la cultura contemporánea y del hecho de poder plasmar sobre la esteticidad del papel o la significación de un concepto, las ideas y configuraciones culturales de tiempos antiguos,  nos permite pararnos sobre el pasado detenido  y construir para nosotros mismos lo que viene. Pero volviendo al tema de los sueños, el significado de las representaciones de la realidad, presentada a través de imágenes a veces sin sentido alguno, guarda su relación en el lenguaje por el hecho de convertir el lugar de las cosas y de la realidad externa en imágenes contenientes. El material de los sueños puede interpretarse con respecto al significado de sus constituyentes y partiendo desde la teoría onírica de Freud podemos deducir que en nuestro inconsciente los actos y fenómenos, que no son de nuestra atención consciente, se guardan de manera indiscriminada y se reflejan en nuestros sueños de una manera particular, representada a través de situaciones o cosas sin sentido consciente alguno, pero que pueden deslumbrar todos esos actos que afectan nuestra parte anímica con el debido trabajo de análisis. Decimos entonces que, según los hallazgos de Freud, los sueños son la representación de un síntoma del intrincado inconsciente que presenta a nosotros virtualmente todo lo que nos aqueja o nos debería aquejar, eso de lo que no somos conscientes pero que psíquicamente es para nosotros un malestar, entendiéndolo como necesidad puramente psíquica. peces final

segundo sueño: Recuerdo que el barco de la primera vez se hizo fuerte de repente y alcanzo una forma tal que parecía mezclarse perfectamente con lo que lo rodeaba, logrando salir de su mundo de profundo esfuerzo y adentrarse a uno casi perfecto. Yo mientras tanto veía todo desde el fondo del mar y mientras me hundía en la oscuridad de la noche y caía rotundamente al estado de transe y finalmente a la inconsciencia total, sentí que el calor se hacía frio y mi cuerpo se entumecía ante la inclemencia de la helada presión de lo profundo del océano, alcé la cabeza y recuerdo miles de peces sobre mí, inmensos y tranquilos, nadando hacia la infinidad de mis recuerdos.

La interpretación de los sueños (Sigmund Freud, 1900.) Libro  Para iniciarlos sobre la teoría de Freud y la significación de los sueños entendamos que el inconsciente es una estructura de nuestra personalidad que se crea en el momento mismo en el que aprendemos a contener el mundo a través del lenguaje, imaginemos que cada palabra es una caja en donde se guardan un monto de situaciones e imágenes, ahora, al usar esa caja estamos dándole un sentido a lo que queremos y lo traducimos a través de eso aprendido, es decir, usamos esas cajas para mostrar lo que somos y el inconsciente funciona con esa misa estructura de sentido, desde la cual se crea y con la cual nos muestra nuestros intereses mas profundos. Para ello en el inconsciente se guarda información, que mas que ser desconocida a nosotros como seres conscientes, tiene la finalidad de encontrar las maneras más útiles de realizar esos deseos profundos y para ello nos muestra todo el tiempo lo que queremos a través de los actos que Freud denomina inconscientes, que además son los chistes, los actos fallidos y los lapsus, los sueños y todas aquellas expresiones que usan la estructura del lenguaje como medio de representación. Entonces las palabras, al remontarnos a situaciones aprendidas, guardan en los profundo de su significado nuestros intereses particulares, por eso cuando algo nos hace falta nuestro cerebro se remonta a esas situaciones en las que encontramos ese interés a través de esas expresiones del inconsciente. En el inconsciente no existe el tiempo. Hablo de los sueños porque es la representación a la que constantemente nos enfrentamos, y la explicación sobre el porqué de su maneras de expresión es simple: Los sueños se nos presentan a nosotros de una manera ilusoria y metafórica por el simple hecho de que cuanto deseamos, lo queremos ocultar, incluso de nosotros mismos, a lo cual el cerebro crea manifestaciones, que podríamos llamar correctas, que conscientemente no representa culpa alguna y que expresan, interiormente, lo que verdaderamente queremos. Una clase de sueños, según su teoría, son los hipermnesticos, en los que la solución al significado de la representación onírica se da por otros posteriores. Los sueños además pueden aludir a situaciones infantiles, alejadas, que conscientemente parecen haberse olvidado pero que por ciertas circunstancias son suscitados nuevamente a nuestro material onírico, por ello no pueden verse como simples representaciones de momentos inmediatamente anteriores. También pueden representar situaciones reales que para el sujeto consciente no tuvieron importancia alguna en su vida despierta. Divide la manifestacion de los sueños atraves de cuatro tipos de estimulos:

  • Estimulo sensorial externo.
  • Estimulo sensorial interno.
  • Estimulo somático interno.
  • Fuente de estímulos puramente psíquicos.

Estímulos sensoriales externos. Estos estímulos se caracterizan por traducirse en los sueños de una manera particular, pero inicialmente son sensaciones expuestas a cada uno de nuestros sentidos que se ve implicadas en los sueños y que, ocasionalmente, vienen a hacer parte de la linealidad del sueño y a darle un sentido a la historia de este. Pero principalmente los estímulos externos como lo son cambios en la luz o la temperatura, sonidos u olores, entran en el sueño y se expone a nosotros a través de las relaciones reales con las que se pueda interpretar dicho estímulo, es decir, cuando una sensación especifica en el ambiente es percibida por alguno de nuestros sentidos esta estimulación es traducida en los sueños de tal manera que tenga una coherencia o un sentido en el que se vea reflejada, no solo la sensación, sino una experiencia particular del soñante. Poniendo un ejemplo, podemos sentir que se nos enfría una parte de nuestro cuerpo porque la dejamos expuesta accidentalmente, como puede ser, digamos, un pie, lo que se traduce en el sueño como que estamos parados sobre un gran mar o una acumulación de agua bajo nuestros pies, todo ello dependiendo del estimulo y la relación con la realidad del sujeto, es decir, depende de las situaciones y las impresiones que haya tenido el sujeto a lo largo de su vida y que, con relación a esta sensación en la que se le enfrían de repente los pies, rememora en ese instante. Estímulos sensoriales internos. “Las imágenes visuales constituyen el principal elemento de nuestros sueños.” S. Freud 1900 (P. 39) Estos estímulos se caracterizan por ser impresiones que se quedan en sentidos como el oído y la visión, como lo son el zumbido o la percepción de puntos lumínicos en los parpados, que se traduce en gran cantidad de imágenes repetidas como lo pueden ser aves o mariposas volando ante nuestros ojos. Además de estos estímulos están las alucinaciones hipnagógicas en donde se percibe muchas imágenes en el intervalo somnoliento anterior al sueño total, y que generalmente se ven reflejadas en los sueños. Estimulo somático interno. En los estímulos orgánicos por parte del sistema somático se ve un fenómeno interesante y es que según el autor y fundamentado e la teoría de Aristóteles en la que los sueños muestran indicios de una enfermedad orgánica, el estado somnoliento no disminuye la actividad sensorial, sino que por el contrario la aumenta y en respuesta a ello se puede ver en los sueños reflejos de lo que podrían ser dolencias en partes especificas del cuerpo y que puede llegar a ser premonitorias por el hecho de mostrarnos una enfermedad de la que nosotros no somos conscientes. Según esta parte de la teoría gran parte de los sueños comunes obedecen a estímulos externos orgánicos en los que se ve implicados movimientos involuntarios realizados durante el tiempo de sueño. Fuente de estímulos puramente psíquicos Aquí los intereses del sujeto se ven implicados y la experiencia subjetiva es una fuente principal de creaciones oníricas ya que mediante los intereses propios de la vida anímica del sujeto, que se traduce en  representaciones visuales, las personas regularmente aluden a problemas o pensamientos sobre su situación social o económica mediante los sueños. Como conclusión preliminar a la teoría de la fundamentación de una tesis en la que los sueños premonitorios son más que simples casualidades, terminemos con una conclusión simple sobre los hallazgos de Freud con respecto a las representaciones oníricas y es que finalmente todas las visualizaciones que podemos llegar a tener durante nuestro reposo tienen un sentido más allá que el simple hecho de aludir a situaciones experimentadas a lo largo de nuestra vida, sino que la representación de estas situaciones mediante las metáforas y las imágenes alusivas indirectamente tienen un fin y es el de dar una solución a un intrincado cumulo de sensaciones y relaciones, que nosotros como sujetos podemos llegar a tener a lo largo de nuestra vida, con el entorno y nuestro lugar como seres sociales. Todo ello relejado en nuestra parte inconsciente que parece ser de una complejidad mayor a la que nosotros, como seres conscientes, le podemos llegar a designar. Entonces cabe destacar que los sueños son más que meras representaciones metafóricas, lo complejo del acto de soñar está en el hecho de que la relación de esas representaciones da cabida a eventos oníricos, con un contenido histórico narrativo, que pretende dar un sentido a todos los eventos reales que a nosotros pueden interesar y que toman su complejidad en el transcurso de la experiencia, sintetizando la vida en escenas surreales. tormenta final

Tercer sueño: El barco salió por fin a la superficie, en ella no encontró mas que caos y tempestad, estrellándose contra la costa de manera intempestiva dejó caer su último aliento, por esos días me retiraría finalmente de mi trabajo por no soportar más esa labor de nuca acabar, para encontrarme con que no había más trabajo con el cual solventar mis gastos.

El sexto sentido Durante la historia de la raza humana han habido culturas que le dan un significado mucho muy trascendental a los sueños, mas aun de lo que podrían ser sus estructuras políticas o económicas organizadas, alrededor de los sueños gira la cultura del misterio en donde estos se convierten en un medio de comunicación directa con la mas grande divinidad, de la que obtenemos las respuestas a nuestros más grandes acertijos.  Si partimos de la teoría freudiana de que en los sueños se guardan los episodios sepultados de nuestras experiencias impresas en nuestro inconsciente y que mediante la acción onírica, que llevamos a cabo durante nuestro reposo, desenterramos por alguna preocupación que nos aqueja, porqué no darle un carácter trascendental a nuestro instinto a través de los sueños y preguntarnos ¿pueden estos sueños ofrecernos una respuesta, desde nosotros mismos y la amplia compilación de nuestra experiencia, a los problemas que nos aquejan o nos aquejaran en un futuro? Históricamente la lectura de los sueños ha significado algo más que un evento que aqueja a una persona en particular, a los sueños se le atribuyen premoniciones sobre el destino de una cultura en total y los que tenían la capacidad de interpretar estos signos se hacían los guías de una civilización, los mediadores entre la humanidad y la iluminación celestial. Desde Daniel con la interpretación del sueño del conquistador de babilonia, Nabucodonosor, hasta la intensa búsqueda de los significados de estos episodios oníricos, en la época contemporánea, por medio de diferentes disciplinas.  El que tal vez fue el primer sueño interpretado que significó un gran evento sobre la civilización egipcia fue:

Un sueño del faraón Tutmés IV, hacia 1450 a.C., se consideró lo bastante importante como para ser grabado en una lápida que fue erigida frente a la Gran Esfinge de Gizeh. Cuenta cómo, cuando era todavía príncipe, Tutmés soñó durante la siesta que el dios Hormakhu le hablaba, diciéndole: “La arena del paraje en el que transcurre mi existencia me ha cubierto. Prométeme que tú harás lo que desea mi corazón; entonces sabré que tú eres mi hijo, que tú eres mi salvador…” Cuando fue faraón, Tutmés retiró la arena que cubría la Esfinge sagrada en honor de Hormakhu, y su reinado fue largo y fructífero, tal como el dios le había prometido en el sueño.

En esa época se veía una crisis socio-política ya que dos estructuras políticas egipcias entraban en conflicto por el hecho de que crecían económicamente y tarde o temprano una de las dos tenía que ceder el poder a la otra, entonces al faraón se le ocurrió desenterrar la gran esfinge todo por ese sueño en donde hablaba con su divinidad Hormakhu. Pacemos a relatar el sueño en el que se dio inicio a la gran época del imperio babilónico, en donde la interpretación de David sobre su mismo sueño no solo lo salvo a él de su muerte sino dio las bases para que el rey Nabucodonosor erigiese su imperio y se viera envuelto en la voluntad del Dios cristiano, conquistando imperios como Siria y Judá, y posteriormente, Jerusalén. Nabucodonosor despertó de un sueño en que creía hallaría la respuesta sobre su más intensa preocupación, el sostenimiento de su imperio, pero que o recordaba muy bien, entonces ordenó a todos los sabios  de la época, no que interpretaran su sueño, sino que dieran luz sobre este y le diera además un significado, o si no morirían, entonces David le rogo a su Dios que le enviase un mensaje con el que fuese salvado, entonces tuvo una visión en la que se veía la imagen de un hombre con la cabeza de oro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies parte de hierro y parte de arcilla. Que fue destruida por una roca, Convirtiéndose en una montaña que cubrió la tierra. Daniel interpretó que la cabeza de oro representaba el gobierno del rey, y las otras partes de la imagen el declive del reinado bajo los sucesivos gobiernos, finalizando con su destrucción. El reinado siguiente sería establecido por el Dios cristiano que ya no tendría fin. El rey rindió tributo a Daniel y lo ascendió a un alto cargo. Remontados en épocas posteriores y más cercanas a la nuestra, tenemos el relato de Abraham Lincoln quien dos días antes de su asesinato soñó lo siguiente: Él estaba esperando la respuesta desde el frete cuando cayó cansado y de repente sentía un aire tenso y estático, entonces decidió caminar mientras escuchaba sollozar a una gran cantidad de gente a lo lejos, luego se encontró con que el origen de los lamentos estaba en la casa blanca en donde una gran multitud lloraba la muerte de alguien, el decidió preguntar quién era el hombre por quien lloraban y recibió como respuesta que era el presidente de la nación. bosque 2 final

Intenté buscar pero lo único que encontraba eran negativas que no hacían más que impacientarme, sentía las cosas inalcanzables.

Lógica onírica Como conclusión a este estudio y a la compilación de teoría que en él se enmarca, para dar respuesta a la pregunta de si los sueños pueden llegar a ser premonitorios y dando sentido a las posturas que aquí se manejan, vamos a retomar lo que propuse en el texto. Tenemos el paralelo de los sueños uno como realización de deseos y otro como enfrentamiento a peligros posibles, fundamentado en la teoría evolutiva propuesta, pensemos ahora en que el valor del inconsciente es el de almacenar todas las situación que a nosotros lleguen a interesarnos de manera profunda y que nos llevan a una búsqueda constante de encontrarnos nuevamente con esas situaciones, que desde la teoría de Freud despiertan nuestro deseo, y que se expresa a partir de las expresiones en las que el lenguaje es medio de representación, el hecho de almacenar de manera indiscriminada todas estas situaciones  y expresarlas a través de los actos inconscientes ya nombrados nos deja en un terreno en el que no solo hay que poner atención a lo que soñamos, sino a todos los actos inconscientes y los sueños puede ofreceros la respuesta a los problemas que nos aquejan y mostrarnos además una salida posible a cada uno los problemas que en el momento puedan presentar a nosotros un malestar. Además de todo esto, el cerebro humano tiene la capacidad de albergar gran cantidad de información que se guarda en el inconsciente y que toma sentido por la manera en la que el lenguaje lo ordena, por ello, y por muchas cosas más, abordo la cuestión de si los sueños premonitorios tienen una explicación desde la perspectiva lógica, ya que el hecho de albergar y darle sentido a toda la información de interés profundo posibilita la manifestación del peligro posible, un peligro que está mas allá del físico, un peligro que afectaría nuestra salud psíquica, o que finalmente puede convertirse en un peligro mortal. A lo cual surgen aun mas inquietudes, pero finalmente la evidencia latente nos dice que si le prestamos la correcta atención a los sueños, pueden estos convertirse en vehículo de ayuda que permita un amplio desenvolvimiento de nuestras capacidades e imposibilidades. Entonces para la correcta lectura de un sueño hay que evidenciar nuestro lugar en la historia del sueño, los detalles que en ella aparecen, hasta los más mínimos pueden evidenciar una respuesta acertada, y finalmente el sentido de todos los actos, que a está, logran darle una explicación lógica. Para esto entonces hay que encontrar el valor de estos tres elementos: El lugar que ocupan los sujetos en el sueño: entiéndase por sujetos a cada persona que conocemos realmente y que pueda llegar a relacionarse con los elementos que en el sueño aparecen, para ello hay que evaluar el significado de soñar con cada una de las cosas y de las personas. Nada de lo que hay en el sueño es gratis, por eso hay que identificar todos los elementos antes de su análisis. Dicho de otra manera, para cada cosa hay una explicación real de nuestro interés. El valor de los elementos: Una vez tenemos claros los sujetos pasamos a encontrar el valor particular que tienen para nosotros cada uno de ellos, para eso debemos ser conscientes de las posibles respuestas desde la experiencia propia y encontrar el significado de cada uno en cuanto a nuestra relación con los sujetos que aparece y los elementos implicados.Es importante destacar que los sujetos y los elementos pueden confundirse, dependiendo del conocimiento de lo que represente cada cosa en el sueño, un objeto puede ser tanto un elemento como un sujeto, la tarea esta en diferenciarlos. El sentido que toma el relato: Una vez identificados el valor de los elementos y de los sujetos que hacen parte del sueño pasamos a evaluar finalmente el sentido del relato, es decir, el desenvolvimiento de los sujetos y la relación con las cosas que en el sueño aparecen. caballos final

De entre todos me sentía en un lugar en el que no quería estar, o simplemente no debía, por lo cual decido rotundamente alejarme de la ciudad para encontrar la paz que necesito, pero aun no sé adonde.

La cuestión es encontrar el sentido a los eventos, como el hecho de interpretar porqué sucede tal cosa y porqué eso representa algo bueno o algo malo para ti, todo desde nuestra mera experiencia, pero sin malinterpretar los hechos y llegar a conclusiones apresuradas, por creer que los sueños son expresiones explícitas. bosque 1 final Además de identificar el significado de los sujetos, los elementos y los eventos, también hay una parte importante en el sueño que no se debe dejar escapar, que es el entorno, que da un sentido complementario a los sueños ya que en esas representaciones radica la relación de todos los significantes, que son cada una de las partes constituyentes del sueño, que he nombrado ya, ya que en dicha relación el sentido del sueño toma la forma de relato estructurado.

Anuncios

Caos

Galería
Fotografía 1

La reconquista natural

El siguiente trabajo lo hice para una entrega de fotografía 1, me gusta mucho la fotografía a blanco y negro, y el proceso con el que se hacían fotografías antaño, el revelado y la magia del papel fotográfico bien utilizado. Estas fotografías son de la serie Caos. Me gusta mucho este espacio de la ciudad en el que la naturaleza muestra su implacable fuerza por sobre las construcciones humanas, estas fotografías son en honor a la naturaleza que intentamos dominar desde que la vemos como obstáculo para nuestro progreso, pero que naturalmente reconquista los espacios mas inesperados de esta y otras ciudades.

Seguramente en tu ciudad hay espacios en donde la naturaleza parece decir con su lento hablar que hay más del otro lado del pavimento, seguramente no te has dado cuenta aun pero la verdadera belleza esta oculta detrás de la rutina, sé que soy un soñador romántico que parece perderse en los hechos particulares que poco importan, pero ¿hay algo que importe verdaderamente más que la belleza natural?

foto 1

foto 3

foto 2

La guitarra

Imagen

La guitarra

“Mi guitarra y yo, solos, enfrentando la inclemente fuerza de la verdad con  lenguajes intocables.”

De los pasatiempos menos retribuidos por mi deliberada y coincidencial audiencia, tocar guitarra ha sido un sueño que empecé sin saberlo a mis 15 años, cuando le compraron una guitarra acústica de baja calidad a mi hermano y que toqué por no encontrar algo que hacer. Si mal no recuerdo la melodía que me enamoró de este fenómeno del blues, el rock and roll, el soul, el funk y todos esos ritmos provenientes de África, América y el resultado de la represora manera de tratar a una nueva sociedad poco avanzada con la que construían sus imperios los hombres blancos, fue smoke on the water. Desde ese día no encuentro mejor salida a este mundo sino a través de la música y es esta la que me ha acompañado estos últimos años de desamor, amor y olvido. Palabras y notas al azar, el capricho de un sueño rockero y mi constante pasión por encontrar el solo perfecto que supere lo que no han superado, ni por velocidad ni melodía, las bandas que prosiguieron a Led Zeppelin, con su canción inmortal y poco apreciada por la época, stairway to heaven. Recuerdo haberme prometido a mi mismo mejorar hasta el punto de tocar a la perfección este solo y esta canción totalmente, y heme aquí, luego de 5 años aun intentándolo, avancé mucho en estos años pero como sabemos todos los artistas una obra nunca esta completa y nunca será suficiente. Este dibujo expresa de alguna manea lo que para mí ha sido una vida de recuerdos, canciones quebradas, palabras y amores a medias, mi soledad, la compañía, mis angustias… y muchas otras cosas que aun no entiendo de mí.

Retrato en negro

Imagen

Retrato en negro

“Mientras veía en el espejo como podría dibujarme y plasmar de alguna manera la esencia de lo que vive a través de este antiguo ritual de mirarse a sí mismo, me doy cuenta de que nunca veremos a través del más puro y limpio cristal la verdad de lo que es, siempre intentando romper el mundo en que vivimos, siempre tratando de encontrarnos a nosotros mismos entre el caos.”

Barco Solitario

Imagen

Barco solitario

Alguna que otra ves, el navegante se pierde  en la inmensidad de los océanos. Y aquí es donde tiene cabida la frase que abre esta crónica: Este mundo tiene cosas.”

Este fragmento del texto Los Navegantes Solitarios del libro Quillas Mástiles y Velas, textos portugueses sobre el mar, escrito por José Saramago, fue un texto que obtuve gratuitamente de una feria muy conocida aquí en Colombia, la feria del libro. Me lo regalaron y un día gris de esos que te consuman la voluntad y te ahogan en un mar de sentimientos frustrantes, mientras intentaba mantenerme en pie ante la desolación de una ciudad llena de gente pero a veces tan vacía, lo leí por accidente, buscaba algo que hacer para huir por un momento de la verdad de la vida y me topé con este texto con el que me identifiqué de inmediato, hay otra historia con este fragmento que por motivos ajenos a mí se escribió lejos. El asunto es que las palabras de este texto me llegaron profundamente y sentí por un momento que era parte de algo más allá de la, a veces indeseada, soledad.